Caracas,
Caracas
New York
Madrid
Hong Kong

Servicio de información sobre el sector bancario y su entorno
Editora: Iraida Farreras Rodríguez

 
Usuario
Contraseña
Recuperar contraseña

Buscar 
deInmediato > Noticias > Públicas

22/11/2016 06:10 am
Tiempos de bancarización (Por Alejandro Cáribas)

(deInmediato) La incorporación masiva de las personas a los servicios que presta la  banca, en tiempos como los actuales, constituye  una necesidad impostergable por varias razones: seguridad personal, evitar dificultades para retirar efectivo de cajeros automáticos o taquillas bancarias, facilidad para realizar pagos de servicios públicos y privados, eliminación o reducción significativa de tiempo para hacer depósitos mediante la utilización sistemática de transferencias, entre otros. 

Adicionalmente permite al cliente la obtención de diversos tipos de créditos: créditos  al consumo, primordiales en situaciones  inflacionarias que permiten al prestatario acceder a bienes y servicios para los cuales los ingresos ordinarios no lo permiten, cuyo otorgamiento es relativamente sencillo,  que al ser aprobado e implementado generalmente mediante la tarjeta de crédito, perdura y crece en la medida en que se realicen los pagos mínimos establecidos; créditos comerciales para adquirir bienes cuyos precios tienden a elevarse continuamente dentro de una situación altamente inflacionaria; acceso a los créditos dirigidos (vivienda, manufactura, agrícola, microcrédito y turismo), créditos que en general gozan de tasas de interés preferencial.

Al incorporarse a los servicios bancarios se inicia la formación de un historial financiero que a la postre le sirve a la persona como  complemento de credencial de ciudadanía ante exigencias para obtención de afiliaciones  a determinados servicios, autorizaciones de diversas índole, soporte para la obtención de visas y, además representa una alternativa viable y válida ante el prestamista usurero.

La bancarización  exige de la institución bancaria un comportamiento responsable que incluye, entre otros, contribuir a la educación financiera del cliente, instruyéndolo respecto al uso de los diversos instrumentos: tarjeta de débito, crédito, iniciarlo en el manejo informático de su relación con el banco, asesorarlo en las opciones para la obtención de créditos, informarlo de los inconvenientes que conlleva el manejo de efectivo e inducirlo a utilizar con mayor frecuencia los canales electrónicos para sus operaciones.

La crisis generada por la escasez de billetes de alta denominación representa para el sector bancario una oportunidad para atraer nuevos clientes, lo que independientemente de las políticas de cada institución bancaria, parecería de perogrullo la conveniencia de desarrollar campañas institucionales en procura de la bancarización.

Cifras globales dan cuenta de que el espacio para la afiliación  de nuevos clientes se ubica entre un 30% y un 40% de la población potencialmente incorporable, porcentajes nada despreciables y que bien ameritan un esfuerzo mancomunado en su búsqueda. (deInmediato)

 
 
NOTICIAS RELACIONADAS
· Que no cunda el pánico (Por Alejandro Cáribas)
· El Sector Bancario y el Entorno Macroeconómico
· Las campanas doblan por Fortunato Benacerraf
· Ni nacionalización de la banca, ni revaluación de activos (Por Alejandro Cáribas)
· La revolución bancaria: ladrillos por bolívares (Por Alejandro Cáribas)
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Dirección: Calle Sojo, entre Carabobo y Junín, Edif. Granate, Piso 4, Apto. 41-B, El Rosal, Chacao, Caracas Teléfonos: 0212-953.60.62 // 0412-231.39.66.
©2005 Comunicaciones de Inmediato.com, C.A. RIF: J-31264337-4 // Desarrollo web: Enredes