Caracas,
Caracas
New York
Madrid
Hong Kong

Servicio de información sobre el sector bancario y su entorno
Editora: Iraida Farreras Rodríguez

 
Usuario
Contraseña
Recuperar contraseña

Buscar 
deInmediato > Noticias > Públicas

11/08/2017 10:51 am
La banca en Venezuela hoy (Por Alejandro Cáribas)

(deInmediato) Dentro del cuadro político económico que vive el país: tres años consecutivos de caída del PIB, inflación de tres dígitos en los últimos dos años,  con estimaciones para 2017 que no cambian esa tendencia; continua caída de las reservas internacionales expresadas en millones de dólares -de 22.000 en 2014, 16.367 en 2015,  10.900 en 2016  y 9.968 en la actualidad-; abrupta caída de los precios del petróleo, de más de $100 en 2012 a $35 en 2016 y ligeramente por encima de los $40 en 2017; producción petrolera disminuyendo, que según cifras OPEP la producción promedio diaria de 2014 era de 2.3 millones de barriles, algo similar en 2015, en 2016 2.1 millones de barriles y según cifras no oficiales la producción diaria habría caído en 2017 por debajo de los 2 millones de barriles;  una deuda externa cuyo servicio absorbió aproximadamente $60.000 millones durante los años 2014, 2015 y 2016 y en 2017 el servicio es de aproximadamente $9.500 millones,  muchos analistas financieros se preguntan cómo es posible que el sistema bancarlo mantenga una continuidad expansiva con base en  resultados positivos.

 

Se presentan aquí los elementos reales y objetivos, sin ninguna consideración respecto a la muerte inconstitucional del Fondo de Estabilización Macroeconómica, como ente destinado a nutrirse de los ahorros producidos por el exceso de ingresos petroleros en los años de bonanza, cuyo monto hoy asciende a la ridícula suma de 3 millones de dólares, mientras que su sustituto, el Fondo de Desarrollo Económico Nacional se engulló los excedentes petroleros y buena parte de  los ingresos provenientes de la deuda externa, nutriendo  negociados individuales bajo la premisa de inversión social.

 

Tampoco han hecho mella en los resultados de la banca las medidas adoptadas por las autoridades financieras: aumento del encaje legal, control de las tasas de interés, regulación de las tarifas y comisiones, carteras dirigidas, mora en la creación de un nuevo cono monetario, etc.  De igual manera la confrontación política de los últimos tiempos  no ha dejado ver su huella en los resultados obtenidos por la banca.

 

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina de 2001, titulado Crisis Bancarias: Causas, Costos, Duración, Efectos y Opciones de Política, entre sus conclusiones sostiene que … “Las crisis bancarias son similares, independientemente del grado del desarrollo del país, las causas de las mismas han tenido como origen desajustes de orden macroeconómico como problemas microeconómicos”.

 

A lo anterior solo habría que agregarle que, al menos en nuestro país, la inestabilidad política ha sido un factor presente en nuestras principales crisis bancarias: En 1961 (Caída de Pérez Jímenez, elecciones presidenciales, varios intentos de golpe de estado, influencia de la revolución cubana).  En 1994 (Protestas y disturbios generalizados, dos golpes de estado frustrados, salida anticipada del Presidente de la República, nuevo Presidente encargado por el resto del período constitucional y elección de un nuevo Presidente de la República).

 

Dentro de este marco de referencia el sistema bancario muestra a junio de 2017  los  indicadores siguientes: Solvencia Patrimonial simple 14,20%; Morosidad 0,17%; Provisión por Cartera de Crédito 1.456,71%; Activo Productivo/Pasivo con costo 158,24%; ROE 74,60%; Liquidez 47,47% e Intermediación Crediticia 54,13%.  Indicadores en general considerados positivos y que salvo por una menor intermediación crediticia que la de junio de 2016 (62.69%) y la de diciembre de 2016 (61,52%) y la liquidez que pareciera superar la normal, superan ampliamente los resultados obtenidos en los dos semestres anteriores.

 

De la investigación realizada se obtuvo información que pareciera explicar, al menos parcialmente, las políticas y estrategias utilizada por la banca para sortear con éxito los adversos cuadros macroeconómicos, microeconómicos y de inestabilidad política indicados.

 

En efecto, se advirtió lo siguiente:

1.- Cambio en la estructura del destino de las captaciones, favoreciendo las captaciones a la vista, de suyo con menos gastos financieros, a costa de las captaciones en cuentas de ahorro y depósitos a plazo, aunque estos siempre han sido marginales respecto al destino de las captaciones. 

 

Pese a circulares emitidas por SUDEBAN instruyendo a la banca a no entorpecer la apertura de cuentas de ahorro, progresivamente se impuso la política de privilegiar los depósitos a la vista, aunque ello supuso ofrecer una tasa activa baja respecto a la de ahorro, pero por encima de las de las cuentas corrientes, bajo el esquema de cuentas corrientes remuneradas.

 

La progresividad en el cambio en la estructura del destino de las captaciones desde 2012 a 2016, tuvo el siguiente comportamiento:

TIPO DE DEPÓSITOS 2012 2013 2014 2015 2016

  A la Vista   64,01%   75,93%   77,34% 79,68% 84,46%

  Ahorro 19,04%   18,79% 17,32% 15,38% 11,44%

  A Plazo 0,47% 0,27% 1,21% 1,23% 1,04%

  Otras   16,48% 5,01% 4,13% 3,71%   3,06%

Fuente: Sudeban, Boletines Trimestrales, 4o trimestre de cada año, cálculos propios

 

Como se puede apreciar del cuadro demostrativo de la  evolución de los gastos financieros respecto a los ingresos financieros en el mismo período, los primeros pasaron de representar un 24,75% de los segundos a diciembre de 2012, en diciembre de 2016 representaban un 16,8%.

 

RELACIÓN DE GASTOS FINANCIEROS A INGRESOS FINDANCIEROS

2012 2013 2014 2015 2016

  24,75%   24,03%   26,33% 21,70%   16,18%

Fuente: Sudeban, Boletines Trimestrales, 4o trimestre de cada año hasta 2015, Estado de Resultados  diciembre 2016 y cálculos propios

 

2.- Establecimiento de una férrea política de otorgamiento de créditos libres, a corto plazo, entendiendo por tal, no el corto plazo que determina la Ley de Instituciones del Sector Bancario, que es de cinco años, sino a un año o menos, con renovaciones sucesivas dentro de ese plazo que acarrea para el prestatario, además de la tasa de interés activa máxima del 24% fijada por el BCV, la denominada comisión flat que se deduce del monto del préstamo tanto al inicio de este, como en las sucesivas renovaciones por el saldo correspondiente, lo que coloca a la tasa efectiva, la que realmente termina pagando el prestatario, muy por encima del 24%.  Esas renovaciones en un año se ubican entre 1 y 4 veces al año, dependiendo de la política de cada institución.

 

No es posible determinar con las estadísticas proporcionadas por SUDEBAN a cuánto ascienden los ingresos de la banca por el solo concepto de comisión flat y cuál es la tasa efectiva promedio que pagan los prestatarios.

 

3.-  La política de incremento significativo de los cobros por comisiones, ubicados dentro de la cuenta de Otros Ingresos Operativos, ha sido fuente fundamental de los ingresos de la banca, admitiendo que para obtener ese resultado han incurrido en gastos adicionales, reflejados bajo la cuenta de Otros Gastos Operativos; pero aun “neteando” ambas cuentas los ingresos por tal concepto siguen siendo muy importantes, como se reflejan en los estados financieros del sistema bancario y de las instituciones en particular.

 

Como podrá observarse del siguiente cuadro del sistema bancario expresado porcentualmente, la evolución de los Otros Ingresos Operativos, brutos (solo los ingresos) y netos (ingresos menos gastos), comparados ambos con el total de los ingresos financieros, han experimentado un notorio crecimiento.

INGRESOS OPERATIVOS BRUTOS/INGRESOS FINANCIEROS

  2012   2013 2014 2015 2016 2017 (junio)

25,36% 25,93%   21,19% 22,67%   32% 36%

INGRESOS OPERATIVOS NETOS/INGRESOS FINANCIERO

19,85% 19,97% 15,09%   16,69%   24%   27%

Fuente: Sudeban, Informes Trimestrales, 4o trimestre de cada año y boletín junio 2017.  Cálculos propios

 

No resulta despreciable que los ingresos operativos brutos representen una tercera parte de los ingresos financieros y los ingresos operativos netos, esto es deduciendo los gastos respectivos, alcancen una cuarta de los ingresos financieros. 

 

Como siempre se ha sostenido, nuestro sistema bancario, al igual que otros de América Latina, es asimétrico, como se puede ver del siguiente cuadro al 30 de septiembre  de 2016 el cual excluye los bancos microfinancieros, de desarrollo y municipales de crédito, esto es comprende solo los bancos universales a la fecha.

 

 

CUOTAS DE MERCADO POR ESTRATO Y PROPIEDAD

PROPIEDAD GRANDES MEDIANOS PEQUEÑOS TOTAL  

Privados 47%   15,5% 6,3% 68,8%

Estado   20,5%   10,7%   —— 31,2%

TOTAL   67,5%   26,2% 6,3% 100%

Fuente: Sudeban, Boletín Trimestral 4o trimestre 2016. Cálculos propios

 

En síntesis, más de las dos terceras partes de las captaciones del sistema bancario se concentra  en el estrato grande, 4 bancos privados y 1 del Estado; el estrato mediano ocupa una cuarta parte de la cuota de mercado de las captaciones, integrado por 5 bancos privados y 4 del Estado y 11 bancos del estrato pequeño, todos privados, participan del 6,3% de las captaciones del público, lo cual evidencia el papel preponderante en el sistema bancario de los bancos que conforman el estrato grande. 

 

Esta referencia a la asimetría del sistema bancario se cita a propósito de las destacadas diferencias respecto a la importancia de los Otros Ingresos Operativos y Otros Gastos Operativos para cada estrato, lo que comporta un cierto grado de desintermediación crediticia en algunos bancos que se concentran en el sector privado en el estrato pequeño, como veremos, manteniendo los estratos grandes y medianos un promedio similar.  En el sector de banca del Estado estos promedios se presentará en cuadro separado.

 

PROMEDIO INGRESOS OPERATIVOS BRUTOS/INGRESOS FINANCIEROS A JUNIO 2017

  ESTRATO GRANDE: 30,69% ESTRATO MEDIANO:  22,80%  ESTRATO PEQUEÑO: 44,79% 

 

PROMEDIO INGRESOS OPERATIVOS NETOS/INGRESOS FINANCIEROS A JUNIO 2017

  ESTRATO GRANDE: 23,91% ESTRATO MEDIANO:  19,41%  ESTRATO PEQUEÑO: 37,13%

Fuente: Sudeban, Boletín junio 2017.  Cálculos propios  

 

Los estratos grandes y medianos de la banca privada guarda cierta similitud respecto a lo que representan sus respectivos promedios de Otros Ingresos Operativos Brutos y Otros Ingresos Operativos Netos respecto de los ingresos financieros; sin embargo el estrato pequeño revela una manifiesta dependencia de los Otros Ingresos Operativos, que se traducen en orden de importancia en las comisiones por uso de redes de cajeros, de transferencias, etc., en la obtención de sus resultados.

 

Resulta obvio que la ubicación de una institución dentro del estrato pequeño per se, no la coloca en la situación descrita y no todos ellos presentan la situación de propensión a la desintermediación crediticia indicada.

La banca propiedad del Estado en materia de ingresos provenientes de actividades operativas, ajenas al producto de la cartera de créditos e inversiones, es decir, ajenas a los ingresos financieros presenta el siguiente esquema:

 

PROMEDIO INGRESOS OPERATIVOS BRUTOS/INGRESOS FINANCIEROS A JUNIO 2017

  ESTRATO GRANDE: 49,84% ESTRATO MEDIANO:  60,29%% 

 

PROMEDIO INGRESOS OPERATIVOS NETOS/INGRESOS FINANCIEROS A JUNIO 2017

  ESTRATO GRANDE: 43,40%  ESTRATO MEDIANO:  54,49%

Fuente: Sudeban, Boletín junio 2017.  Cálculos propios

 

Es de advertir que en el estrato grande se ubica un solo banco  del Estado que, como es factible observar, presenta promedios de ingresos operativos brutos e ingresos operativos netos  respecto a sus ingresos financieros, de 19,15 y 19,49  puntos porcentuales por encima del promedio de su mismo estrato de la banca privada, lo que demuestra que el cobro de comisiones es superior a su similar de la banca privada.

 

En el caso del estrato mediano de la banca propiedad del Estado el promedio aritmético obtenido en ambos indicadores no es verdaderamente representativo de la realidad porque a pesar de que apenas se trata de cuatro bancos, presenta cifras extremas que anulan el uso este método del promedio aritmético, van desde el 11,86% al 109,16% en  de  ingresos brutos individuales y del 6,59% al 96,93% en los ingresos netos, aún cuando sus ingresos financieros son muy similares, ambos alrededor de los 40 mil millones de bolívares.

 

Observados individualmente resulta que dos de ellos en cuanto a sus ingresos operativos brutos versus sus ingresos financieros muestran cobro de comisiones obscenas, 109,16% y 81,36%, otro de ellos se ubica muy por debajo del promedio inclusive de la banca privada del estrato grande, 11,86% y otro sí evidencia un promedio aunque alto, razonable,  al ubicarse en un 38,79%.  En ese mismo orden y en comparación a sus ingresos netos contra sus ingresos financieros, los resultados  son los siguientes: 96,93%, 75,88%, 6,59% y 38,56%.

 

Se puede culminar la evaluación de este indicador para la banca propiedad del Estado en que  los ingresos operativos de su  banco ubicado  del estrato grande tienen relativa influencia en sus resultados, mientras que dos de sus bancos ubicados en el estrato mediano dependen casi exclusivamente de estos ingresos operativos para mostrar resultados positivos en su gestión operativa, otro de estos por el contrario, luce con enorme rezago respecto a sus pares del sector privado, en un 50% y finalmente el otro banco de este estrato supera en casi un 70% a sus similares del sector privado. 

 

Es viable concluir en lo siguiente:

 

1.- Las políticas seguidas por las instituciones del sector bancario, en general, han sido eficientes para escapar del contexto adverso macroeconómico, microeconómico y de inestabilidad política vigente en el país.

2.- La política de privilegiar las cuentas a la vista respecto a las de ahorro y plazo fijo, ha disminuido considerablemente los gastos financieros  de las instituciones bancarias.

3.- La política de conceder créditos a plazos que no excedan de un año, con varias renovaciones dentro de ese período, ha logrado incrementar sus ingresos financieros.

4.- La política de incrementar sus ingresos operativos mediante el aumento de cobros de comisiones por servicios, entre otros, ha contribuido decididamente a los resultados positivos obtenidos por la banca.

5.- Todos los bancos independientemente  de su ubicación en los estratos y en especial algunos bancos del estrato pequeño deben dedicar esfuerzo a incrementar su intermediación crediticia y no hacer descansar sus resultados en el incremento de cobro de comisiones.

6.- La banca propiedad del Estado, por su naturaleza llamada a mayor consideraciones sociales con sus prestatarios, debe hacerle honor a ese desideratum y revisar sus cobros por servicios operativos, a la par que debe unificar políticas al respecto con el objeto de evitar las distorsiones que se observan en esta materia.

 
Compartir esta noticia
   
 
 
NOTICIAS RELACIONADAS
· Banca: efectivo y medios de pago (Por Alejandro Cáribas)
· La revolución bancaria: ladrillos por bolívares (Por Alejandro Cáribas)
· Intermediación crediticia de la banca cerró 2016 en 51,90%, bajó 6,73% con respecto a 2015
· Ni nacionalización de la banca, ni revaluación de activos (Por Alejandro Cáribas)
· Banca pública y privada trabajará hoy
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Dirección: Calle Sojo, entre Carabobo y Junín, Edif. Granate, Piso 4, Apto. 41-B, El Rosal, Chacao, Caracas Teléfonos: 0212-953.60.62 // 0412-231.39.66.
©2005 Comunicaciones de Inmediato.com, C.A. RIF: J-31264337-4 // Desarrollo web: Enredes