Caracas,
Caracas
New York
Madrid
Hong Kong

Servicio de información sobre el sector bancario y su entorno
Editora: Iraida Farreras Rodríguez

 
Usuario
Contraseña
Recuperar contraseña

Buscar 
deInmediato > Noticias > Públicas

03/11/2017 09:45 am
Venezuela convoca a reunión en Caracas para reestructurar deuda; bonos se desploman

(deInmediato) Reuters.- Los bonos venezolanos se desplomaban el viernes en los mercados internacionales luego de que el Gobierno anunció una reestructuración de deuda y convocó a los acreedores a una reunión en Caracas el 13 de noviembre para iniciar el proceso.

El papel soberano al 2027, el marcador del mercado, perdía casi 10 puntos; mientras que el bono de deuda de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), con vencimiento en 2022, cedía 15,6 puntos en Nueva York, tras el anuncio del presidente Nicolás Maduro de buscar nuevas condiciones para pagar los compromisos externos.

El resto de los papeles venezolanos también bajaban pese a que el Gobierno de Maduro informó que inició la transferencia de 1.169 millones de dólares que PDVSA debía cancelar el jueves, sin demora en amortización e intereses para evitar caer en incumplimiento.

“Se anuncia a toda la comunidad internacional la creación de la comisión presidencial para renegociar los términos de la deuda externa de la República y de PDVSA”, dijo el vicepresidente Tareck El Aissami, quien preside esa comisión.

“Venezuela toma esta decisión de conformidad con la resolución aprobada por Naciones Unidas sobre los principios básicos de reestructuración de deuda soberana”, explicó.

El llamado elevaba la desconfianza en el mercado, que expresaba confusión por el anuncio hecho al mismo tiempo en que se daba el pago puntual del capital de un bono y el inicio de una reestructuración sin términos claros.

“Nunca se ha pagado un bono completo para anunciar default el día después”, comentó un ejecutivo de una casa de bolsa local, bajo anonimato, mostrando su escepticismo tras el anuncio presidencial. “Hay quien dice que van a seguir pagando mientras reestructuran”, agregó.

Algunos tenedores de bonos venezolanos participaron el viernes en la mañana en una llamada privada que organizó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), que representa a los mayores bancos e instituciones mundiales, con la intención de unir fuerzas frente a la negociación que propuso Caracas, dijeron dos fuentes del mercado que asistieron.

“La opinión generalizada de los tenedores que participaron es que una reunión en Caracas no va a funcionar por motivos logísticos y de seguridad”, comentó una de las fuentes. Ningún portavoz del Gobierno venezolano se identificó en la conferencia.

De no concretarse un acuerdo con los inversionistas, Venezuela tendría que seguir pagando sus compromisos para evitar caer en incumplimiento.

La decisión podría complicar más el ya difícil panorama crediticio del país petrolero, pues las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos prohíben a las firmas de ese país comprar nueva deuda del Gobierno y sus entes en el marco de alguna negociación.

El Aissami, quien fue incorporado por Estados Unidos en una lista negra de cabecillas del narcotráfico, también informó que en la comisión presidencial para la reestructuración de la deuda participará el ministro de economía, Simón Zerpa, quien también ha sido sancionados por Washington, complicando aún más las perspectivas de la negociación.

Los inversionistas todavía no habían recibido el viernes el dinero que el Gobierno dijo haber transferido para el pago del bono PDVSA 2017, según algunos tenedores de esos bonos.

CAMBIOS DE PROTOCOLOS

El Gobierno socialista está buscando oxígeno tras cancelar en el último mes más de 2.000 millones de dólares en compromisos de deuda externa, en medio de una merma de ingresos petroleros que lo llevaron a recortar importaciones de bienes fundamentales, como medicinas, bajo una crónica escasez.

Maduro insiste en que las sanciones impuestas por su par Donald Trump están dificultando honrar los compromisos de Venezuela, por los obstáculos que crean en las transferencias bancarias.

Los tenedores del bono PDVSA 2020 recibieron cuatro días más tarde un pago de capital por 842 millones de dólares que la petrolera estatal afirmó haber transferido puntualmente a JPMorgan.

Una larga cadena de instituciones financieras involucradas debieron cumplir nuevos protocolos en este trámite de pago debido a las sanciones financieras, dijeron fuentes del mercado familiarizadas con los procesos.

Si los pagos no se concretan, los tenedores de seguros de incumplimiento crediticio de bonos venezolanos (CDS) deberán aguardar al menos tres días para reclamar por el pago del PDVSA 2017, agregaron las fuentes.

Venezuela también está demorada en la cancelación de unos 750 millones de dólares en intereses, aprovechando un período de gracia de 30 días con el que cuenta para cubrir esas obligaciones que comenzó a retrasar a principios de octubre, incluyendo los intereses del PDVSA 2017.

La petrolera podría caer en incumplimiento el próximo 10 de noviembre si no cancela a tiempo unos 80 millones de dólares de intereses del bono al 2027. Hasta el viernes no los había abonado a sus acreedores, dijo un operador del mercado.

“Será clave en el corto plazo el comportamiento de Venezuela en el pago de los cupones”, dijo el analista de la firma JPMorgan, Benjamin Ramsey, en un reporte a clientes. 


Compartir esta noticia
   
 
 
NOTICIAS RELACIONADAS
· Venezuela quiere reestructurar su deuda pero se enfrenta a un incumplimiento: Nomura
· Bonistas venezolanos buscan formar alianzas en medio de limbo de reestructuración
· FMI advierte a Venezuela por no entregar información económica
· PDVSA transfiere mayoría de fondos para completar pago de bono
· EEUU advierte a tenedores de bonos que negociar con Venezuela podría ser ilegal
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Dirección: Calle Sojo, entre Carabobo y Junín, Edif. Granate, Piso 4, Apto. 41-B, El Rosal, Chacao, Caracas Teléfonos: 0212-953.60.62 // 0412-231.39.66.
©2005 Comunicaciones de Inmediato.com, C.A. RIF: J-31264337-4 // Desarrollo web: Enredes